por El Mirón
No estamos acostumbrados a los personajes felices. Es más, puede decirse que los personajes felices no sólo no nos interesan,…