Taiye Selasi no solo vino a promocionar su novela “Lejos de Ghana” a España sino que vino al festival Kosmopolis para seguir conversando sobre su término favorito: lo afropolita. Esta inglesa de padre ghanés y madre nigeriana tiene un mix de globalización en su haber, ya que además de ser ciudadana británica descendiente de africanos, se crió en Massachusetts para luego volver a suelo inglés y estudiar en Oxford.

Selasi en la actualidad vive en Roma y, en diferentes entrevistas asegura que no puede considerarse de ningún sitio, es una mujer global, estudiosa de la sociedad africana y una novel escritora dentro del star system americano y europeo, tanto así que participa en el reality show italiano Masterpiece, donde los participantes compiten por publicar un libro para obtener fama y dinero, sí algo con cómo ser E.L. James o Paulo Coelho televisado.

El término afropolita lo expuso por primera vez en el 2005 en un artículo para The LIP Magazine titulado Bye-Bye, Babar (Or: What is an Afropolitan?) , con el engloba a lo africano y lo cosmopolita para representar a toda la generación de jóvenes híbridos descendientes de africanos que son profesionales, cultos y políglotas que viven entre Europa y Estados Unidos. Ejemplos claros que pueden ir desde ella misma hasta Barak Obama.

Justo ayer durante su dialogo en Kosmopolis junto al periodista Xavier Aldekoa, Selasi expuso que intervenir en el proyecto Afripedia era una forma de romper con esos paradigmas sobre lo qué es África, al igual que lo que conlleva el término afropolita. Para esta escritora el storytelling es el principal productor de cambio de eso que Aldekoa llamó la pornografía del horror, entendiendo que África no solo es un continente genérico sin Estados individuales o llenos de hambre, pobreza y ébola, sino que es un compendio de países con idiosincracias enriquecidas que se representan desde el africano que vive en Sierra Leona hasta la afropolita que vive en Boston.

Desde que escribió Bye-Bye, Babar (Or: What is an Afropolitan?)  Taiye Selasi se ha convertido en un símbolo de unión de África con quienes desconocen el continente y sus particularidades idiosincráticas.

No seas egoísta, comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •