Me hice fan de Powerpaola en 2013, mientras trabajaba en una librería de cómics e ilustración en Buenos Aires que me enseñó muchísimo…