Sí, lo acepto desde mi esnobismo adolescente, yo fui una de esas 31 millones de personas –supongo que serán más porque yo me…