Doscientos años después de la muerte de Jane Austen, Gran Bretaña celebra a una de sus escritoras más queridas, aquella que combinó el romance con una mordaz crítica social que todavía hace reflexionar a lectores de todo el mundo.

Jane Austen (1775-1817) vivió hasta los 41 años en lo que se llama la Inglaterra de la Regencia. Escribió seis novelas: Orgullo y prejuicioSentido y sensibilidadMansfield ParkEmmaLa abadía de NorthangerPersuasión, y una novela corta, Lady Susan. Escribió todo sin quizá soñar que esas historias serían leídas con entusiasmo, bajo el hechizo que sólo pocos logran generar.

Jane Austen: una señorita misteriosa

Hija de un clérigo, la misma Austen permaneció soltera a pesar de una propuesta de matrimonio y pasó la mayor parte de su vida con muy poco dinero. “Ella siempre tuvo que esconderlo, para dar la apariencia de una riqueza que ella no tenía”, dijo Catherine Rihoit, escritora francesa de una de las biografías de Austen.

La escritora inglesa encontró el contenido para sus historias en la vida diaria. Tenía una relación muy fuerte con su hermana mayor Cassandra: eran las únicas dos mujeres entre ocho hermanos.

A diferencia de Virginia Woolf, Jane Austen nunca tuvo una habitación propia para escribir, pero desde el salón común en donde escribía se las ingenió para diagramar universos y trascender en el tiempo. Austen trató de ganar dinero al publicar su obra pero no fue hasta después de varios intentos que el manuscrito de Sentido y sensibilidad fue aceptado en 1811. Sin embargo, el éxito y el dinero sólo comenzaron a llegar cuando murió.

En la actualidad Austen sigue siendo un misterio. Apenas podemos saber cómo era su rostro gracias a un retrato publicado en las memorias escritas y publicadas por su sobrino James Edward Austen-Leigh en 1869 y, hasta hace poco, investigaciones apuntaban a que había sido envenenada con arsénico.  Entre tantas noticias muchos aseguran que estamos asistiendo a una especie de reality show contemporáneo de Jane Austen.

Comic de Kate Baeton

Legado literario

El legado de Jane Austen es innegable: ha inspirado a innumerables autores ingleses de todas las épocas, desde Virginia Woolf a Helen Fielding. El fenómeno transmediático “austeneano” tiene muchísimo que aportar: cómics, remakes cinematográficos, mapas, un spin off zombie de Orgullo y Prejuicio tanto literario como cinematográfico. De igual forma y, a propósito de los 200 años de su muerte, el Banco de Inglaterra acaba de emitir un billete conmemorativo con su imagen,  además durante este año se realizarán varios eventos especiales, incluyendo paseos por su Hampshire natal, un festival en Bath  y miles de exposiciones sobre su vida a lo largo del país monárquico.

Parte de la importancia de las obras de Austen se basa en la representación de una Inglaterra romántica en los asuntos de amor, la hora del té y las fiestas que se producían en un entorno glorioso de amplias casas señoriales. Sus novelas han sido estudiadas durante mucho tiempo por su crítica a un mundo de clases sociales con estructuras rígidas que, sin embargo, estaban en pleno cambio gracias a las guerras napoleónicas.

Jane Austen aparecerá en un billete de 10 libras, evitando una ausencia prolongada de mujeres representadas en billetes del Banco de Inglaterra.

Austen también fue impulsora del feminismo en su época al confrontar el estatus de las mujeres e iluminar sobre cómo el único objetivo de una fémina era servir como moneda de cambio para conseguir un buena dote a través de un matrimonio pactado.  El legado de Austen evidencia la desigualdad entre hombres y mujeres, inclusive muestra la diferencia de espacios para el desarrollo pleno, demostraciones de su obra que son recuperadas con firmeza por el feminismo en la actualidad.

A pesar de que el mundo haya cambiado desde que Jane Austen describió el suyo, en la actualidad siguen existiendo desigualdades en el poder, conflicto de clases y de géneros, y los seres humanos continúan siendo complejos: inteligentes y ridículos, despreciables y sublimes, terriblemente ambiciosos, egoístas y también capaces de lograr empatía y solidaridad. Su ingenio para percibir y evidenciar todos los aspectos de nuestra humanidad es extraordinaria.

.

No seas egoísta, comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •