Hoy es el Día Internacional de la Mujer. Ya con más de 50 años votando, con la píldora, con mujeres en primeros cargos políticos, económicamente y sexualmente liberadas, aún seguimos luchando por la igualdad de géneros.

Hoy la lucha sigue activa y llega a otros niveles, a nuevas esferas, un ejemplo claro son las redes sociales y las nuevas tecnologías.

Las mujeres lideramos todas las redes sociales: somos las grandes usuarias e influenciadoras en Facebook, Twitter, Pinterest, Tumblr e Instagram. Sin embargo, no somos ese ¡Hurra! en LinkedIn, la primera red profesional a nivel mundial. Solo un 19% de mujeres adultas en Estados Unidos usa LinkedIn a diferencia de un 24% de público masculino.

Con esta cifra, no solo parecemos menos interesadas en romper con ese paradigma en el que la mujer no puede ser algo más allá de la casa y los hijos, sino que seguimos siendo menos reconocidas como seres capaces, competentes e inteligentes.

image

En las últimas dos semanas, los que vivimos en la ciudad de Barcelona pudimos presenciar cómo el mundo se rige por las nuevas tecnologías y, cómo el Mobile World Congress en la ciudad condal, era el foco para hacer los negocios del futuro. Allí, en ese foco claro, les presento esta cifra: sólo el 9,78% de los participantes en conferencias eran mujeres, pero el 90% del personal que atendía los stands estaba integrado por jóvenes azafatas. Los baños masculinos del MWC estaban abarrotados, mientras los femeninos era casi una autopista libre de tráfico.

Según los datos del MWC las mujeres seguimos siendo un mero objeto para lograr ventas y no un objeto deseado pensante y emprendedor, creador de ideas y estrategias de negocios.

Debo cerrar este pequeño artículo con un cliché: romper paradigmas conlleva tiempo y paciencia, así que celebremos la lucha: Feliz Día Internacional de la Mujer.

No seas egoísta, comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •