Creo que es importante que empiece contándoles que este site surgió hace algún tiempo atrás y terminó de crearse debido a mis sesiones de psicoterapia en donde la palabra feminidad salía a relucir de vez en cuando. Supongo porque es un término es bastante difícil de definir.

En tiempos donde se están redefiniendo los géneros, donde la transformación es absoluta pero se censuran pezones femeninos en Instagram, es importante hablar de mujeres, de su feminidad, su masculinidad, de su sexualidad; de hombres que quieren ser mujeres y de mujeres que desean amar a otras mujeres. Hay un abanico muy grande entre las palabras mujer, sexo, género y feminidad. Durante mucho tiempo me he topado con mujeres poderosas que no sabe lo poderosas que son. En esta web o como quieran etiquetarlo, intento darle una palmadita en el ego a las mujeres que dudan de lo poderosas que son.

También quiero dejar claro que no creo en feminismos absurdos y extremos en los que se pierde la elegancia, solo se etiqueta -como si eso no es lo que han hecho con  nosotras durante siglos- y se señala sin crear pensamiento crítico. Creo en los derechos de la mujer y las múltiples formas que tenemos de crear, desde la concepción humana, pasando por las manualidades básicas hasta la invención de una obra de arte, una vacuna, una fórmula matemática o una tarta de zanahorias.

Tampoco pretendo que este proyecto sea extremadamente serio y correcto porque yo no lo soy. Creo que la torpeza femenina nos hace dulces y humanas, así que podrán leer textos y obras, tanto femeninas como masculinas, que pueden ser desde muy complejas hasta muy simples y poderosas. Una verdad puede reflejarse en cosas muy pequeñas o en casos de física cuántica.

Queremos a los hombres y queremos que ellos intervengan este proyecto junto a mi y a las demás féminas que colaboran en él.

No tengo más nada que decirles por ahora, así que les doy la bienvenida a este proyecto…Y si me preguntan por el slogan, “cultura con tetas” es un mero enganche publicitario, quizás algún hombre intente leernos.

Gracias por leernos a mi y a todo el que escribe en Culturetas,

Ariana Basciani