por Alejandro Arratia

Las mariposas vuelan libres sobre charcos y cenagales. Patria, Minerva y María Teresa, las Hermanas Mirabal, encarceladas, torturadas y violadas más de una vez, lucharon por la libertad hasta el momento de morir. Día aciago el 25 de noviembre de 1960, hace 54 años. República Dominicana era entonces un país oprimido. Rafael Leonidas Trujillo Molina, “Chapita”, “el Chivo”, lo tiranizó de 1930 al 30 de mayo de  1961, cuando se hizo justicia. Transcurrieron seis meses entre el asesinato de las Mirabal y la desaparición para siempre del sátrapa. Las Hermanas viven en nuestro recuerdo. Además, la ONU, por iniciativa del Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe (Bogotá, 1981), decidió conmemorar todos los 25 de noviembre el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer.

hermanas-mirabal-dia-violencia-de-genero.jpg__680__460__CROPz0x680y460

Las Mariposas volaron sobre el ensañamiento de los cobardes; nunca su espíritu estuvo cautivo. Un drama libertario real, trágico, que me trae a la memoria las escenas románticas y sentimentales de Madame Butterfly, mujer sacrificada por la tradición y la traición, que Giacomo Puccini recreó magistralmente. Tres hermanas que vivieron para luchar contra Trujillo y llegaron a esa convicción por motivaciones diversas, solo en apariencia: el odio al dictador, el vínculo con el esposo comprometido, la personalidad arriesgada. Las tres pertenecían a una familia perseguida y arruinada por la dictadura. El padre, Enrique Mirabal, un comerciante y hacendado, había perdido casi toda su fortuna en manos del régimen y en 1953 murió a consecuencia de las torturas.

Las Mariposas con su sacrificio dieron un golpe mortal al tirano. Si “Chapita” creyó que eliminaba un obstáculo para continuar gobernando, la historia demuestra lo contrario, fortaleció a todos sus enemigos y precipitó la acción definitiva.  Los años sesenta es una década en la cual las ‘dictaduras militares a lo Trujillo’ se hacían incómodas en las relaciones continentales y el  autócrata había ido muy lejos: el 24 de junio de 1960 “teledirigió” una bomba contra Rómulo Betancourt, el infatigable combatiente contra Fidel Castro y “el Chivo”, los peores dictadores en América Latina. Ese atentado provocó una ruptura colectiva de relaciones diplomáticas y comerciales contra el régimen, e indudablemente contribuyó  a su debilitamiento y elevó la voluntad de lucha de los combatientes internos.

portada-tiempo-mariposas-julia-alvarez

Las Mariposas tienen múltiples  monumentos y museos, sus nombres distinguen lugares públicos; la hazaña que fue su vida está recogida en documentales de TV, películas y narrativa. Fundamental las novelas de Julia Álvarez: El tiempo de las mariposas, y el conocido libro del premio Nobel, Mario Vargas Llosa, La fiesta del chivo.  Han transcurrido 54 años, República Dominicana es una democracia como la mayoría de los países del continente. Las hermanas Mirabal representan el ejemplo de la mujer luchadora por la libertad, en ellas se rinde tributo a todas las inmoladas por las dictaduras del Cono Sur, de Centro América, de Cuba. Su entrega total no se perdió y el ejemplo sigue inspirando las batallas por la democracia.

No seas egoísta, comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •